Llamanos al 662 2135330

Chávez Jr. y Canelo Frente a Frente

Julio César Chávez Jr. se escucha muy concentrado y mentalizado para tratar de ganar este sábado la pelea más importante de su carrera al enfrentarse a Saúl Álvarez.

“Todas las peleas son importantes, pero lógicamente esta va a marcar el futuro de los dos como peleadores”, dijo Chávez en una conferencia telefónica con reporteros para iniciar la semana de la pelea. “Pienso que es posiblemente la última gran oportunidad que tenga”.

Pero, ¿por qué piensa Chávez Carrasco que saldrá con el puño en alto en el combate pactado en 164.5 libras?

“Porque pienso que estoy en mi división, porque siento que soy mejor boxeador que ‘Canelo’, porque él ha tomado esta pelea porque cree tener ventaja, pero creo que el sábado se va a dar cuenta que está equivocado y que realmente debe quedarse en su división”, dijo Chávez, cuyos argumentos son en general muy sensatos.

Chávez ha hecho su carrera reciente como peso mediano, muchas veces con problemas para respetar el límite de las 160 libras. Álvarez ha sido más un peso superwelter, si bien ha ostentado el título mediano con peleas que han tenido límites pactados debajo de las 160 reglamentarias.

“Creo que un peleador bueno más grande siempre le gana a un peleador chico… Pero creo que con la preparación que hice puedo competir con ‘Canelo’ boxísticamente no sólo usando mi cuerpo y mi peso para tener esa ventaja, yo creo que la cabeza y la estrategia es muy importante más que el peso”, abundó.

Chávez (50-2-1, 32 KOs) incluso cree que puede noquear al tapatío, pero no pronostica un nocaut ni hace alarde de poder.

“Sí creo que lo puedo noquear porque soy un peleador grande y pienso que ‘Canelo’ nunca ha peleado con peleadores tan grandes como yo. Yo ya he peleado en semicompletos, así que en estos pesos un golpe lo puede cambiar todo y si lo llego a pescar bien, se puede ir”, dijo.

Sin faltas en su campamento

A diferencia de Álvarez (48-1-1, 34 KOs), la preparación ha sido el talón de Aquiles en la carrera de Chávez Jr. Sus campamentos incompletos y sus problemas para dar el peso han afectado su trayectoria y su imagen.

Chávez asegura que este campamento ha sido diferente. “Lo que hice esta vez fue hacer caso a mi equipo, hacer caso a Nacho Beristáin, trabajar todos los días de la semana sin tener ninguna falta”, dijo. “Fue difícil porque el estilo no se cambia de un día para otro. Pero creo que poniendo empeño como lo hice pude mejorar en algunos hábitos boxísticos que tenía”.

Julio César dice que se encuentra a pocas libras de estar en las 164.5 libras, aunque no quiso dar la cifra actual. Su preparador, Memo Heredia, lo secundó.

“Con la integración del trabajo de Nacho (Beristáin) es una súper preparación”, afirmó Heredia.

Se acerca la hora para Chávez Jr. Se acerca la hora de ver si puede sacudir al boxeo.

 

 
fuente:la raza